«Mamá, no puedo hacer caca»

El estreñimiento infantil es uno de los problemas digestivos que origina mayor número de consultas al pediatra, tanto en Atención Primaria como en Especializada.

Para solucionar estos episodios (y prevenir otros futuros), los expertos recomiendan que la alimentación de toda la familia (incluidos los niños) sea variada y equilibrada, y que contenga a diario frutas, verduras, legumbres y cereales.

Esto no siempre es fácil, tu hijo seguro que prefiere un bollo a una manzana, y la paciencia para tratar de convencerlos es finita… ¡pero hay que seguir intentándolo!. Prueba con lo siguiente:

– Existen numerosas recetas en la web para hacer que las verduras y legumbres sean apetecibles. (https://www.pequerecetas.com/recetas-ninos/)
– Deja a su vista, en la cocina, un cuenco con fruta variada. Y nada más. Para que cuando les entre el hambre, lo vean y lo puedan coger por sí mismos sin necesidad de que les ayudes tú.
Dales ejemplo: introduce en tu dieta más fruta y verdura, y que los niños te vean comerla (no puedes ponerles una pera de postre y tú tomarte una chocolatina…).

Si con todos estos consejos tu peque aún necesita un aporte extra de fibra, puedes probar con complementos alimenticios formulados especialmente para niños, como CASENFIBRA JUNIOR, en formato jarabe o sticks individuales.